Ahorro energético en el hogar


Ahorro energético

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

El ahorro energético en el hogar es algo primordial a día de hoy para poder ahorrar algo de dinero en casa.

La crisis económica de los últimos años que atraviesa la mayoría de la población, está generando nuevos modos de ahorrar energía en el hogar. A continuación les explicaremos más de un truco que debemos aplicar en nuestra casa para mejorar nuestro ahorro energético y ahorrarnos unos euros en la energía.

Uno de los mayores gastos que tenemos en el hogar es la calefacción y por ello hay que saber cómo utilizarla para que no gaste demasiado, aunque estemos en verano este consejo nos vendrá muy bien para cuando llegue el frío y cuando nuestro ahorro energético es más importante.
En primer lugar, no debemos abrir las ventanas mientras la calefacción está encendida o si las abrimos, solamente durante unos diez minutos para ventilar. Una de las medidas más eficaces para el ahorro energético en la calefacción es la instalación de un termostato con el que regulemos la temperatura de la casa. Lo normal es establecer una temperatura normal en torno a los 20 grados y dejar estabilizado así el termostato.

Otro modo de ahorro energético es apagando los radiadores que apenas se usen o utilizando energías renovables como la solar, algo que aún es muy excepcional.
El aislamiento en las ventanas también es otra manera de ahorrar energía, bien sea con un acristalamiento doble o la doble ventana.

El uso del agua también es algo que deberíamos controlar en el hogar. A diario utilizamos el agua para muchas cosas pero hay que saber emplearla. Si queremos ahorrar agua debemos utilizar programas económicos de baja temperatura tanto en la lavadora como en el lavavajillas así como en el fregado diario. La mayor parte de la energía se gasta en calentar toda esa agua por lo que es fundamental controlar ese consumo para aumentar nuestro ahorro energético.

La iluminación también es algo primordial para el ahorro energético en el hogar. La solución fundamental es aprovechar la luz natural y apagar las luces de las habitaciones cuando no estemos en ellas. Sustituir bombillas normales por las de bajo consumo (ojo con el mercurio) también es muy útil para ahorrar aunque estas últimas sean algo más caras pero su duración y ahorro es mucho mayor que las normales. Regular el calentador a una temperatura máxima normal de unos 40 grados (suficiente para la ducha) también ayuda al gasto excesivo de agua.

El uso del aire acondicionado en verano también es útil controlarlo. Para ello, debemos bajar las persianas en las horas de mayor calor en el exterior y usar el aire acondicionado siempre a una temperatura normal y sobre todo colocarlo en un lugar dónde le dé la sombra puesto que el calor hace que consuma más.

Estos son, por tanto, algunos de los trucos de ahorro energético que podemos llevar a cabo en nuestro hogar y que te ayudaran a ahorrarte unos cuantos euros a final de mes, también si quieres puedes leer nuestro post sobre manualidades para el hogar y aprender a reutilizar los utensilios que no utilices y que también te ayudará a ahorrar.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo