LA MAQUINA DE COSER: COMO LIMPIARLA Y MANTENERLA


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

¿Tienes una maquina de coser y no conoces qué cuidados necesita para su mantenimiento y limpieza? Debes saber que mantener una maquina de coser limpia y en perfectas condiciones resulta fundamental para que funcione correctamente. La limpieza por lo tanto deberá ser periódica, ya que se suele acumular muchas pelusas que entorpecen y estropean el mecanismo de la maquina de coser. Además, una vez que uses tu máquina, es recomendable cubrirla para evitar que se acumule polvo.

De la misma forma que cualquier otro electrodoméstico, la maquina de coser precisa de cuidados periódicos para poder sacarle el mayor partido posible y que siempre funcionen con la máxima calidad. Por ello, lo primero que deberás saber antes de comenzar a limpiar tu maquina de coser, es qué cantidad de piezas tiene. Una vez identifiques todas las partes, comprueba que funcionan correctamente: los sistemas de avance, la barra de aguja y las alturas de la barra, la caja cangrejo, etc.

Antes de comenzar, es conveniente tener a mano herramientas básicas para el mantenimiento de la máquina, como por ejemplo: un cepillo, un poco de aceite lubricante, una brocha o pinceleta con cerdas duras, un destornillador no muy grande, un trapo que absorba bien, etc.

 

Una vez tengas estos utensilios, estos son los pasos que debes seguir para la limpieza de tu maquina de coser:

 

1. El primer paso es comprobar la suciedad acumulada, y para ello retirarás la tapa que cubre al crochet.  Habrá más suciedad si has utilizado la maquina de coser con cuero. Ve retirando todas las partes del cubre cochet hasta que puedas ver los dientes de arrastre. Una vez hayan quedado al descubierto los dientes de arrastre, utiliza un cepillo para eliminar la suciedad.  Recuerda que si no realizas este paso, tu máquina de coser irá acumulando suciedad y estos restos se mezclarán con el aceite. Este hecho puede provocar que el hilo de la boina no enlace con el hilo superior, es decir, saltos de puntada que impiden que trabajemos correctamente.

2. Después de haber limpiado el interior de la maquina de coser, toca la lubricación de la misma, y para ello utilizarás el aceite correspondiente, aplicándolo en todos aquellos lugares que tengan fricción. El aceite permite que la máquina de coser funcione correctamente sin que se trabe y poder realizar un buen trabajo con las puntadas. No olvides secar los restos de aceite con un trapo seco antes de volver a utilizar la máquina de coser, ya que tus prendas podrían mancharse.

3. Otro paso importante para el mantenimiento de tu maquina de coser y que no debes olvidar es ajustar de forma periódica todos los tornillos para evitar que las piezas se muevan o se desplacen de su posición. Al mismo tiempo, puedes utilizar un paño húmedo para repasar los tornillos y que luzcan brillantes.

 

Para terminar, puedes probar que todo funciona correctamente utilizando un retal y comprobando que las puntadas se realizan correctamente y que no hay restos de aceite. ¡Tu maquina de coser quedará como nueva y podrás disfrutar de nuevo utilizándola!

 

 

 

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo