Colocar una mantilla española: pasos


Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Colocar una mantilla española no es una tarea fácil. Es importante conocer la técnica para colocar una mantilla con estilo. Existen muchas formas de colocar una mantilla según la tradición, el día que se lleva la mantilla, el color de la mantilla, la edad de la mujer que lleva la mantilla, el acto al que se acude de mantilla… todos estos factores hay que tenerlos en cuanta en el momento de colocar una mantilla a una mujer.

Hay varios tipos de mantilla y de peinetas. Las mantillas varían en tamaño, forma, calado… pueden ser de forma rectangular, cuadrada, triangular, con uno o varios picos, con ondas o volantes… muy caladas o sencillas dependerá del dibujo de la mantilla, cuanto mayor es el calado, más valor tiene la mantilla.

Peinetas también hay de diferentes tipos, están las medias peinas, las peinetas pequeñas, o las peinetas grandes. Cada modelo va destinado a un acontecimiento diferente: a los toros, a la Semana Santa, a las bodas… Las peinetas pequeñas y las medias peinas están destinadas a las mujeres más jóvenes. Además de utilizar la peineta como soporte para colocar una mantilla también están los peines o peinecillos que se utilizan para fijar la peineta grande a la cabeza para que no se mueva. Los peinecillos sirven tanto para agarrar bien la peineta como para adornar.

Otro complemento para sujetar y colocar una mantilla que le da un toque especial y glamuroso son los broches. Este complemento aporta distinción a la mantilla ya que son joyas únicas de gran valor que se colocan en el centro de la cabeza para sostener la mantilla y darle forma y caída al tejido. La mantilla estará bien sujeta a la cabeza gracias a la peineta, los peinecillos y el broche, sin olvidar nunca el moño que sujeta la peineta que debe resistir el peso de todos los complementos y la mantilla sin que se deshaga.

 

Pasos para colocar una mantilla:

– Lo primero que debemos tener claro es el tipo de moño que queremos hacernos en la cabeza que sea resistente para sostener la mantilla. Es aconsejable no lavar el cabello ese día para que la peineta se fije mejor en la cabeza. El moño más común es una coca o moño bajo en la nuca en el cual se clavará la peineta. Siempre se dejarán dos mechones en ambos lados para cubrir la peineta una vez colocada.

– Tras realizar el moño pasamos a colocar la peineta. Debemos introducir los dientes de la parte inferior de la peineta poco a poco pegados a nuestra cabeza detrás del moño hasta fijarla bien para que no se mueva. Con unas horquillas sostendremos bien la peineta al pelo para que no se mueva y podamos caminar con seguridad. Los dos mechones que hemos dejado en los lados del moño se entrecruzaran para tapar las horquillas y darle sujeción a la peineta con el recogido del pelo. Es muy importante que la persona que lleve la mantilla esté segura y cómoda.

– Una vez que esté bien fijada la peineta, comenzaremos a colocar una mantilla sobre ella. Tenemos que valorar cómo colocarla según su forma, ya que como hemos dicho anteriormente hay rectangulares, onduladas, triangulares, cuadradas y tendremos que ver como disponerlas para repartir la mantilla y colocar el centro en el medio de la cabeza. Si utilizamos una mantilla rectangular tendremos que doblarla por la mitad, simétricamente y colocar la doblez en el centro de la cabeza, y de esta forma saldrá el rizado natural de la mantilla con la caída del tejido. Una vez colocada la mantilla en el centro se pliega la mantilla por el centro en la parte trasera y se sujeta con el broche. No debemos ajustar la mantilla mucho con el broche ya que si la dejamos muy tirante no podremos mover a cabeza con comodidad.

– En este momento ya tenemos ajustado bien el moño, la peineta bien fijada a la cabeza, la mantilla colocada con holgura y adornada con el broche. El siguiente paso es colocar los peinecillos para adornar el moño. Una vez colocados los peinecillos tenemos preparada nuestra mantilla para pasear y lucirla con gracias y salero. Hay que llevar y colocar una mantilla siguiendo unas directrices básicas de protocolo, ya que la mantilla es un complemento muy tradicional que debe llevarse con respeto y tradición.

 

Consejos para conservar las mantillas y las peinetas para que cuando quieras colocar una mantilla esté en perfectas condiciones: 

Las mantillas y las peinetas deben guardarse con especial cuidado ya que son objetos muy valiosos de gran valor personal y económico. Es importante tener unos hábitos de limpieza y empaquetado muy cuidados para que no se estropeen y se deterioren con el tiempo. Las peinetas debemos guardarlas con una goma elástica lo más ancha posible para que no se deformen y guarden su forma original ahuecada. También se deben envolver en un tejido suave para que no se rocen o estallen. Las mantillas se deben enrollar en tubos de cartón y envolver en un tejido de algodón. Nunca debemos guardarla doblada, ya que un pliegue en la mantilla es muy complicado de eliminar y quedará marcado para toda la vida.

En algunos casos en los que la mantilla es muy fina y con mucho calado se podría rajar el tejido destrozando la mantilla.

 

Momentos en los que se puede lucir la mantilla:

– En las bodas la mantilla blanca para las novias que desean llevarlas en su recogido.

– En las bodas para las mujeres jóvenes y solteras, la mantilla negra y corta.

– La madrina de la boda negra y larga. No se debe llevar más larga que el vestido

– Para las corridas de toros la mantilla blanca.

– La mantilla negra para las mujeres que en la Semana Santa acompañan a los pasos en las procesiones. También se suele colocar una mantilla el Jueves Santo para visitar las iglesias y los pasos.

Si te ha gustado este post sobre cómo colocar una mantilla, también te interesará el siguiente post sobre cómo hacer nudos de corbatas, ya que en estas fechas tan señaladas tanto mujeres como hombres quieren ir preparados para la ocasión.

Y recuerda que gracias a Wayook podrás olvidarte de la limpieza en Sevilla, si es que estás disfrutando esta semana tan señalada en el calendario en la capital andaluza, o en cualquier ciudad en la que te encuentres.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo