Arena de gatos: cómo limpiar la bandeja


arena de gatos

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Si estás harto del mal olor que desprende la bandeja de arena de tu gato, en este post encontrarás la solución. Aprende a limpiar la arena de gatos de la forma más eficiente.

Los gatos son animales extremadamente cuidadosos con la higiene. Son muy limpios y van al baño solitos, pero no todo podían ser buenas noticias. Si tienes o has tenido un gato, sabes de lo que hablamos: la arena de gatos puede ser un auténtico engorro, sobre todo por el fuerte olor que dejan. Es un fastidio sobre todo si es un gato de interior y tienes que mantener la arena en casa. Si crees que esto es lo que toca si tienes un gato: te equivocas. En este post te vamos a contar todos los trucos que hay para que la bandeja de arena huela lo menos posible y se te olvide que está ahí.

Evitar malos olores:

  • Para empezar, lo más importantes es mantener la arena de gatos lo más limpia posible. Los gatos siempre van a ir ahí y lo taparán. Lo hacen todo solos, ni siquiera tienes que sacarles a pasear. Lo mínimo es que les mantengas la bandeja limpia, ¿no? El proceso es muy simple: sólo tienes que coger una pala y recoger todas las heces. Hazlo a diario antes de tirar la basura y te olvidarás de los olores. De esta forma la limpieza es mas sencilla.
  • Escoge tu arena de gatos adecuada: este proceso puede llevarte un tiempo, porque hay muchísimos tipos de arena. Los gatos prefieren la arena muy fina y sin perfume. Existe arena para gatos conglomerante, es decir, que hace bolas sólidas con la orina. Esta arena se limpia mucho mejor y reduce el olor tan fuerte de la orina de los gatos. Es importante escogerla de buena calidad, pero para encontrar tu favorita ¡tienes que probar!
  • ¡Cambia la arena de gatos a menudo! Si huele mucho, es que está sucia. Lo que dura puede variar mucho según la marca y el gato. Si utilizas conglomerada o de perlas, durará mucho más sin tener que cambiarla que el resto de tipos, pero siempre aconsejamos que la cambies cada semana por lo menos.
  • Limpia bien la bandeja y el suelo: al cambiar la arena de gatos, es muy importante limpiar bien la bandeja para que se desprenda del todo el olor. Es inevitable que se caiga un poco de arena por fuera de la bandeja, así que recuerda limpiar eso también.
  • Los areneros cubiertos también ayudan a reducir olores en casa. Incluso hay algunos que tienen un filtro para reducirlos todavía más. Lo malo es que estos areneros concentran más olores en su interior. Además, algunos gatos no se acostumbran a entrar en un sitio cerrado, así que puede que haya rechazo. Puedes encontrar distintos modelos.
  • Airea la zona: si pones el arenero en una zona aireada, olerá mucho menos. Ten siempre cuidado de que el gato no pueda saltar, por supuesto.
  • Existen desodorantes para que la arena de los gatos no huela tanto. Los felinos son muy sensibles al olor, así que es posible que los olores de los desodorante les produzcan rechazo. A algunos gatos no les molesta en absoluto, así que lo mejor es conocer bien a tu gato e ir probando.
  • También puedes encontrar pienso especial con reducción de olor.

¡Eso es todo! Os aseguramos que con todos estos trucos evitaréis por completo los malos olores de la arena de los gatos. ¡Tener un gato es lo mejor! No olvides tener arenero para cada gato, si tienes más de uno.

¡Recuerda que siempre puedes reservar ayuda con tu limpieza gracias a Wayook! Reserva ahora con nosotros tu servicio doméstico online de confianza.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo