Doblar ropa: una tarea cotidiana del hogar


Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Doblar ropa es una tarea cotidiana que realizamos diariamente en todas las casas, ya sea ropa recién planchada, ropa recogida del tendedero o ropa que hemos utilizado y no está sucia y queremos volver a guardarla en su sitio.

Todos tenemos que colaborar en las tareas del hogar y doblar ropa es una de ellas y muy importante, ya que debemos doblar correctamente la ropa para que no se arrugue y cuando vayamos a utilizarla tenga buen aspecto.

 

Para que nuestra casa esté en orden y tenga buen aspecto es muy importante que esté todo recogido y sobre todo que este recogida la ropa, por ello a continuación enumero unos sencillos trucos para hacer más fácil y amena la tarea de doblar ropa en casa.

· Lo primero que debemos hacer es colocar de la manera más ordenada posible la ropa en el cesto de la ropa sucia. Para así no crear arrugas en las prendas mientras esperan para ser lavadas. Conseguiremos de este modo que las prendas ocupen menos espacio y no se arruguen más de lo inevitable.

· Introduce la ropa en la lavadora extendida, nunca introduzcas la ropa arrugada y enroscada unas prendas con otras, se lavarán peor y saldrán de la lavadora muy arrugadas. Tampoco llenes el bombo de la lavadora al máximo, la ropa no se lavará bien y saldrá mucho más arrugada.

· Una vez seca la ropa, recógela del tendedero o de la secadora lo antes posible y comienza a doblar ropa que no necesite ser planchada. De esta forma la pila de ropa ocupará menos espacio.

· Recoge la ropa interior y los calcetines lo antes posible del tendedero y guárdalos en sus cestos o cajones. Al ser prendas pequeñas se pueden extraviar y ocupan espacio si las tienes amontonadas con las otras prendas.

· Utiliza para doblar ropa una superficie plana, una mesa amplia, una mesa de planchado o encima de la cama, de esta forma será más fácil quitar arrugas y doblar correctamente las prendas.

· Plancha lo antes posible las prendas, para que no permanezcan dobladas las que deben ir colgadas o extendidas. Cuando antes estén colocadas o dobladas de manera correcta será mejor para no tener que luchar con las arrugas más resistentes. Las camisas, chaquetas, faldas y vestidos son complicados de planchar si tienen arrugas muy marcadas, de forma que colócalas en el lugar correcto lo antes posible.

· Una vez que las camisetas, sabanas, camisas, pantalones o vestidos estén planchados, cuélgalos y dóblalos correctamente con paciencia para que no se vuelvan a arrugar y puedas disfrutar de tu ropa en cualquier momento.

 

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo