ESTERILIZAR BIBERONES Y CHUPETES DE BEBÉ


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

Los bebés cuando nacen aún no tienen desarrollado el sistema inmunológico, por este motivo es importantísimo esterilizar biberones, chupetes o cualquier otro objeto que esté en contacto con los bebés.

Los bebés al nacer tienen las defensas y los anticuerpos muy débiles y por ello las bacterias y gérmenes le afectan fácilmente a su organismo. Por este motivo se deben esterilizar biberones, chupetes o cualquier otro utensilio que esté en contacto con el niño e ir exponiendo al bebé poco a poco al contacto con los elementos del exterior. Hasta los 6 meses aproximadamente el bebé no tiene anticuerpos capaces de enfrentarse a los agentes externos.

Por ello hay que seguir unos pasos muy sencillos e importantes para esterilizar biberones y limpiar correctamente cualquier objeto de los bebés.
  1. Antes de comenzar a limpiar y esterilizar biberones hay que lavarse muy bien las manos con agua y jabón. Las manos son las “portadoras” más importantes de infecciones en los bebés. Siempre hay que tener las manos muy bien lavadas antes de tratar con bebés.
  2. Todos los accesorios nuevos deben esterilizarse antes de que el bebé comience a utilizarlos. Debemos realizar una limpieza en profundidad antes de poner en contacto al bebé con ellos.
  3. Lava con agua, jabón y un estropajo todos los objetos antes de comenzar a esterilizarlos. Es muy importante eliminar cualquier resto de suciedad que haya en ellos antes de pasar al proceso de esterilización.
Para esterilizar puedes utilizar diferentes métodos:
  1. Esterilizar con agua hirviendo, es la esterilización de toda la vida. Consiste en lavar muy bien todos los utensilios con agua y jabón, y después enjuagar con abundante agua. Posteriormente debes calentar una olla con agua hasta que hierva y sumergir todos los utensilios durante 15 minutos en el agua.  A continuación retira cada uno de los objetos de la olla y déjalos secar y enfriar encima de un paño limpio.
  2. Esterilizar al vapor, es el método más cómodo y rápido. También es el método más caro, ya que los aparatos esterilizadores que se utilizan tanto para el microondas como los eléctricos son bastante costosos. La esterilización de realiza por vapor en pocos minutos.
  3. Esterilizar en frío, se deben lavar muy bien todos los utensilios con agua y jabón y enjuagar con abundante agua. Después se introducirán todos los elementos en un recipiente con agua fría y pastillas o líquido desinfectante. Deberán permanecer sumergidos durante 30 minutos en el recipiente. A continuación se dejarán secar en un paño limpio.

Si vas a estar fuera de casa, el objeto no tiene por qué infectarse de gérmenes si no está en contacto con la suciedad directa. El aire no contamina los objetos hasta pasadas varias horas en contacto. Una vez pasado mucho tiempo, sí es conveniente esterilizar biberones o cualquier objeto del bebé que haya estado en contacto con el exterior mucho tiempo.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo