COMO LIMPIAR EL FELPUDO DE TU CASA


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

El felpudo de nuestra vivienda se ha convertido en uno de esos utensilios que ha pasado a ser un elemento más decorativo que práctico. Es lo primero en lo que nos fijamos cuando vamos a una casa: ¿Hay felpudo?, ¿Tiene algún mensaje?, ¿Qué nos transmite? Por ello no debemos olvidar limpiar el felpudo de la casa.

Desde diseños de toda la vida hechos con fibra de coco o de goma, a otros más modernos que nos dan la bienvenida o nos recuerdan cosas como que “el hogar es donde la familia está”, o simplemente “Home”.  Por lo tanto, hablamos de un elemento cargado de personalidad, a través del cual podemos expresar rasgos característicos de los propietarios de la vivienda: clásicos, modernos, dulces, familiares, independientes, etc. Pero a pesar de ser uno de los elementos con más personalidad de nuestro hogar, en la mayoría de las viviendas tendemos a olvidarnos de limpiar el felpudo, o cuando queremos hacerlo no sabemos muy bien qué productos utilizar para que quede completamente limpio.

 

Por ello, te ofrecemos a continuación varias formas sencillas de limpiar el felpudo de tu casa:

 

1. La forma más práctica es con una aspiradora. Se debe aspirar una vez a la semana para mantenerlo perfecto. Pero no siempre disponemos de una aspiradora en casa, por lo te ofrecemos más formas de limpiar el felpudo.

 

2. Un método que tiene muy buenos resultados, es utilizar amoniaco y un cepillo para frotar y limpiar el felpudo.

 

3. La tercera opción que te proponemos es más tradicional. En primer lugar, deberás sacudir el felpudo para dejar caer la mayor suciedad posible. A continuación haremos una mezcla de agua caliente, detergente de lavavajillas y podemos añadir un poco de amoniaco. Volveremos a cepillar como en el ejemplo anterior y esperaremos a que se seque antes de pisarlo.

 

4. Otra opción, donde también está presente el amoniaco, sería una mezcla de amoniaco y sal que deberemos preparar en un recipiente de plástico, y volveremos a utilizar un cepillo para frotar la mezcla.

 

5. Una opción más original para limpiar el felpudo es utilizar posos de café y frotar con un cepillo. Después, deberás barrer el suelo para que quede reluciente.

 

No dudes en aplicar cualquiera de los métodos que te hemos recomendado, y no recurras a utilizar la lavadora, ya que suele deshacerse en el interior. Ten presente que el felpudo no sólo es un elemento estético, sino el lugar donde limpiamos nuestros zapatos antes de entrar en casa, por lo tanto, un foco para las bacterias y la suciedad. Por ese motivo, es recomendable dedicar un momento a la semana a limpiarlo lo mejor posible.

Además, puedes consultar todos los consejos necesarios para la limpieza de tus alfombras, utilizando los mejores productos gracias a los consejos de Wayook para que toda tu casa esté impecable.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo