LIMPIEZA DE AZULEJOS: trucos y secretos


limpieza de azulejos

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

La limpieza de azulejos y los mejores trucos

La limpieza de azulejos siempre ha sido una de las tareas más duras a realizar en nuestro hogar  y por eso en muchas ocasiones, lo más fácil es dejarlo en manos de expertos o personas que realmente sepan cómo acabar con la suciedad de los azulejos, o aprender algunos trucos y secretos más útiles.

Para intentar mejorar el aspecto de estos azulejos tan complicados de limpiar, podemos ayudarnos de ciertos trucos y consejos que nos ayudarán a limpiar los azulejos de partes de la casa como el baño o la cocina.

A diario, los azulejos de la casa suelen estar salpicados de gotas de agua, como sucedería en la ducha o en los lavabos, así como manchas de grasa, especialmente en la zona de la cocina. Esta suciedad suelen secarse rápidamente dejando todos los azulejos marcados durante días y su limpieza en seco es extremadamente difícil. Para evitar llegar a este punto de acumulación de cal o grasa en los azulejos, sería aconsejable limpiarlo en húmedo cada vez que se nos manche pero todos sabemos que estos es algo monótono que no hacemos nunca.

Por ello, en esta ocasión intentaremos mostrarles los trucos y secretos más efectivos para la limpieza de los azulejos cuando las manchas están ya secas.

Una vez más, uno de los productos más efectivos para la limpieza del hogar, y en esta ocasión, para la limpieza de azulejos, sería el vinagre. Mezclado con agua tibia en un pulverizador y extendido por la superficie manchada, lo dejaremos actuar durante unos minutos. Posteriormente, lo aclaramos con un trapo nuevo con agua caliente y después con un trapo seco, pasamos toda la superficie para que quede brillante.

Un truco menos conocido para la limpieza de azulejos y mucho más efectivo, sería mezclar dos cucharadas de bicarbonato con otras dos de agua, de forma que quede una mezcla espesa y cremosa. Buscamos un trapo rugoso que tengamos en casa y aplicamos la mezcla sobre los azulejos. Después, retiramos el producto con agua y pasamos un trapo seco para darle brillo. Si después de realizar esta tarea, aún quedan restos, podemos utilizar el anterior truco del vinagre, para perfeccionar la superficie después del bicarbonato.

Para limpiar las juntas entre los azulejos, todos conocemos cual es el método clásico: usar un viejo cepillo de dientes con lejía para limpiar poco a poco la unión de azulejos. Es un trabajo muy costoso que podría facilitarse al emplear ciertos productos que venden en el mercado pero que normalmente suelen ser caros. Aun así, la limpieza de azulejos es una de las tareas más complicadas del hogar como sería por ejemplo la limpieza de cristales, de la que ya les hemos hablado anteriormente y donde les mostramos los mejores trucos.

Siempre que necesite conocer algún secreto para, por ejemplo, la limpieza de azulejos, podrá encontrarlo en nuestro blog.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo