Menaje del hogar: Consejos de limpieza y almacenaje


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

En toda cocina existen algunos utensilios que son imprescindibles. Es importante saber cómo limpiar el menaje del hogar para conservarlo durante más tiempo.

Limpiar objetos del hogar como lavar los platos, cubiertos y utensilios de la cocina en general puede parecer una tarea sencilla a simple vista, pero si pretendemos tener todo el menaje del hogar impecable y que no se estropee, debemos darle el tratamiento adecuado.

Cada uno tiene su menaje del hogar imprescindible. Un consejo es no caer en la tentación de comprar muchos utensilios ya que después lo único que hacen es ocupar espacio en la cocina en vez de darles uso. Piensa en lo que es necesario.

Menaje del hogar imprescindible

Aquí te indicamos algún menaje del hogar imprescindible pero, dependiendo del tipo de cocina, los imprescindibles podrán ser más.

Sartenes: Las sartenes son uno de los utensilios que más juego da en una cocina. Es recomendable tener 2 tamaños una grande y una más pequeña.

Cazo: El cazo sirve para un montón de preparaciones. Mientras que preparas alguna comida y quieres cocer o sofreír alguna cosa en un espacio reducido este utensilio es el idóneo.

Olla exprés: La olla exprés es un utensilio muy versátil ya que puedes hacer un montón de cosas como legumbres, guisos, caldos, cocer verdura…

Tabla: Es muy importante que utilices una tabla para cortar alimentos ya que puedes estropear la encimera. Las hay de plástico o de manera, a gusto del consumidor. Fácil de limpiar y fácil de guardar.

Boles: Es conveniente tener algunos de varios tamaños para poder servir dependiendo del número de personas que seáis o también por si quieres poner un picoteo en casa debes tener algunos de menor tamaño.

Coladores: Es totalmente necesario tener como utensilio de cocina coladores de 2 tamaños. Uno grande, para poder escurrir pasta o cuando lavamos la ensalada por ejemplo y uno pequeño, por si queremos colar algún tipo de salsa.

Tijeras: Las tijeras son totalmente necesarias ya sea para cortar algún tipo de envase o si queremos cortar pescados, carnes…

Espumadera, cucharón, cazo y paleta: En este tipo de menaje del hogar podemos meter algo más de dinero ya que son necesarios cada vez que cocinamos y tener unos de buena calidad nunca estaría de más.

Cuchillos: Para trabajar a gusto en la cocina es necesario invertir en unos de buena calidad. Unos cuchillos que no corten bien solo va a hacer que tardemos más en la cocina. Es necesario tener uno para pelar y otro más grande de chef.

Cómo limpiar nuestro menaje del hogar

Cuando cocinamos, utilizamos una cantidad de utensilios que al lavarlos muchas veces no quedan como deseamos. Quizás esto ocurre porque desconocemos como hacer la limpieza de este menaje del hogar de una forma adecuada. Si tienes las manos muy resecas o algún tipo de problema dermatológico puedes usar unos guantes. También puedes ayudarte con un delantal para no mojarte.
En muchos hogares por comodidad, se utiliza el lavavajillas pero en otros aún se sigue utilizando el método tradicional de limpieza de nuestro menaje del hogar.

La manera más eficiente de lavar los platos y utensilios sin cansarse y ahorrando agua es utilizando un barreño o llenado el fregadero. Es lo idóneo ya que se reblandece la suciedad y se ahorra agua. Después de enjabonar y aclarar, utiliza un escurre platos para facilitar que se sequen. Si utilizas agua caliente en todas las fases se eliminará mejor la grasa en nuestro menaje del hogar.

A la hora de elegir el lavavajillas a mano es importante centrarnos en que sea eficiente para todo tipo de utensilios, incluidos los que tengan grasa o restos difíciles de quitar. Además si tambien queremos ahorrar en nuestro lavavajillas manual es recomendado que sea concentrado, ya que con menos cantidad los resultados son mucho mejores.

Fairy

Para lavar el menaje del hogar es recomendable seguir un orden. En primer lugar se debe empezar por platos, bandejas, cucharones e instrumentos en general y por último ollas y sartenes. De esta forma lo que más se ensucia y tiene más grasa permanece más tiempo en remojo.

Para la cubertería puedes coger varios cubiertos a la vez y frótalos con un estropajo. Así ahorras tiempo y dinero en el gasto del agua. Utiliza agua fría para lavar recipientes que se hayan manchado con productos lácteos. La leche se pone más pegajosa si utilizas agua caliente.

Menaje del hogar como sartenes y ollas no pueden estar mucho tiempo sin lavar ya que después será mucho más difícil sacar la suciedad. Lo ideal es:

– Llenar la olla o sartén de agua justo antes de sentarnos a comer así se irá ablandando.

– Si algo se ha pegado dejamos la olla o sartén hasta que llegue el agua a ebullición y la dejamos unos minutos.

– Después retiramos del fuego y le quitamos el agua. Pasamos suavemente un estropajo y saldrá toda la suciedad.

– Si todavía queda algún resto de grasa puedes añadir bicarbonato, deja enfriar y listo.

Si tienes lavavajillas seguro que la cal te ha provocado alguna vez más de un dolor de cabeza ya que se incrusta en los vasos y copas y es muy difícil de sacar. Para ello:

– Utiliza vinagre y limón. Cuando las copas no queden brillantes ayúdate con agua caliente, vinagre y limón.

– Llena el fregadero de agua caliente y pon vinagre blanco. Deja los vasos y copas durante 15 minutos y después lávalas como normalmente.

Dependiendo del tipo de material que esté hecha nuestra cubertería debemos darle un tratamiento u otro si queremos que se siga conservando como el primer día:

Cubertería de acero inoxidable

Es el material más utilizado ya que es uno de los más resistentes a la corrosión y al desgaste, aguantando con facilidad el lavado en lavavajillas.El acero inoxidable es garantía de resistencia y brillo. Las cuberterías de acero inoxidable pueden tener baños de plata, de cromo o de níquel. No llenes mucho el cesto de cubiertos para evitar golpes y ralladuras. El lavado inmediato es el mejor cuidado para las cuberterías de acero inoxidable. Se debe utilizar un jabón suave. No es recomendable dejarla en agua muy caliente con zumo de vinagre o limón ya que podemos correr el riesgo de corrosión. Tras el lavado sécalos para evitar manchas. Ten cuidado con los estropajos metálicos ya que pueden provocar ralladuras. Si frotas la cubertería de acero inoxidable con un paño y vaselina líquida prolongarás el brillo. El almacenaje de este tipo de cubertería es muy fácil. Es imprescindible evitar la humedad.

Cubertería de plata

Los cubiertos de plata son menos comunes que los de acero inoxidable ya que son mucho más delicados. El oscurecimiento es producto de la oxidación producida por el oxígeno, sulfuros o ciertos ácidos, esto puede suceder sin hacer nada, simplemente por un almacenaje prolongado. Deben lavarse inmediatamente después de su uso. La plata no es buena para ser lavada en lavavajillas ya que se desafilan los cuchillos y se deteriora la película protectora de metal. El lavado debe realizarse a mano sin utilizar esponjas metálicas. La mejor forma de limpiarlos después del lavado es utilizar un paño impregnado en alcohol, secarlos y guardarlos. Lo mejor es guardar este tipo de cubertería lejos de la luz para que no se oscurezcan y si es posible envueltos en papel. Para guardarla tienes que esperar a que se seque muy bien. De todas formas también se recomienda para limpiar la cubertería de plata un paño impregnado en alcohol o productos específicos para cubiertos de plata. Si aparecen manchas, un método sencillo es un recipiente de plástico ponemos papel de aluminio y añadimos agua caliente y sal sumergiendo inmediatamente los cubiertos. Podrás ver que poco a poco pierde el color ennegrecido

 

Cubertería con mango de madera

Lo ideal para limpiar este tipo de cubertería es hacerlo a mano y nunca en el lavavajillas ya que se estropearía. Emplea agua jabonosa bien caliente para eliminar los restos de grasa. Al finalizar aclara y seca inmediatamente.

 

Esperamos que todos estos consejos os sirvan para conservar durante más tiempo vuestro menaje del hogar.

 

 

 

 

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo