Quitar manchas de vino: ¿cómo hacerlo?


Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Conseguir quitar manchas de vino muchas veces resulta un quebradero de cabeza, sobre todo si se hemos dejado que se sequen. Por ello, hoy en Wayook vamos a darte una serie de consejos para que sepas cómo hay que actuar dependiendo de cada caso específico.

¿Alguna vez has tenido una cena importante, te has puesto una camisa blanca y a la primera de cambio has derramado el vino encima? ¿O has estado preparando esa cena tan importante y al servir el vino has manchado el mantel? Sabemos que esto puede ocurrir fácilmente, por ello, igual que te explicamos cómo quitar manchas de tinta, vamos a darte unos cuántos trucos para quitar manchas de vino y para que sepas qué tienes que hacer cuando se dan este tipo de situaciones. Para eliminar las manchas siempre hay que tener muchos factores en cuenta y, si hablamos de quitar manchas de vino, hay que añadir el hecho de que no es lo mismo una mancha de vino blanco que una de vino tinto o vino rosado.

¿Cómo quitar manchas de vino dependiendo de si es tinto, rosado o blanco?

Hay que tener en cuenta que dependiendo de si la mancha es de vino tinto, rosado o blanco; tendrá su propio método de eliminación. No podemos utilizar la misma estrategia para quitar manchas de vino tinto o rosado que para las de vino blanco porque, simplemente, no daría resultado. Debido a la similitud de color entre el vino tinto y el rosado, los métodos para quitar las manchas son exactamente los mismos.

¿Cómo quitar manchas de vino blanco?

El vino blanco, aunque parezca que no, también ensucia y suele dejar un pequeño cerco de color amarillento. Aun así, quitar manchas de vino blanco es mucho más sencillo que acabar con las de vino tinto o rosado. Si la mancha es reciente, quitarla será muy sencillo, bastará con espolvorear un poco de sal sobre la mancha y esta absorberá el vino y, como consecuencia, la mancha. También podemos aplicar zumo de limón sobre la mancha para que la elimine por completo. En todos los casos recuerda que deberás lavar la prenda después. En caso de que la mancha se haya secado, el método de limpieza variará dependiendo del tipo de tela a la que nos estemos enfrentando. Si la tela es resistente, bastará con lavarla con agua caliente y detergente. En cambio, si nos estamos enfrentando a una tela más delicada tendremos que frotar la mancha con alcohol de curar antes de lavar la prenda con agua y jabón.

¿Cómo quitar manchas de vino tinto o rosado?

Quitar manchas de vino tinto o rosado es mucho más complejo debido al intenso color que caracteriza a este tipo de bebida. No obstante, no hay nada imposible. Muchas veces el error que cometemos es que no sabemos exactamente cómo limpiar cada tipo de material o de objeto en el que se ha derramado o que simplemente no estamos seguros de cómo actuar si es una mancha reciente o si esta ya se ha secado.

Quitar manchas de vino tinto recientes: Si la mancha está reciente, el truco es el mismo que para las de vino blanco. Solo tendrás que espolvorear sal sobre la mancha y, una vez que se seque, retirarla y lavar la prenda. La sal absorberá el color de vino y se quitará con facilidad. Otro método consiste en utilizar agua carbonatada. Derrama este producto sobre la mancha hasta que burbujee y después, sigue echándola hasta que la mancha desaparezca por completo. Después, seca la zona húmeda con una toalla de papel y lava la prenda. También puedes combinar ambos métodos: echa un poco de agua carbonatada sobre la mancha y alrededor de ella y después, espolvorea sal fina sobre la mancha. Después bastará con dejarlo secar, raspar la sal y lavarla prenda con normalidad.

Otra forma muy recurrida para quitar manchas de vino recientes es el de utilizar leche. Seca el exceso de vino de la mancha con una toallita de papel y después derrama por encima leche hasta que la mancha absorba la mayor cantidad de leche posible. Una hora después, la mancha habrá desaparecido. Este truco también funciona si, en vez de leche, usamos agua con gas.

¿Has probado estos métodos y ninguno te ha funcionado? Pues puedes probar a quitar la mancha de vino con agua oxigenada y jabón líquido. Es muy sencillo. Lo primero que tienes que hacer es secar el exceso de vino con un poco de papel (recuerda que no debes restregar el papel, puesto que esto solo hará que la mancha se extienda) y después mezclar agua oxigenada con jabón líquido a partes iguales. Aplica la mezcla sobre la mancha y sécala con una toalla. Repite la operación hasta que la mancha haya desaparecido por completo. Finalmente, otra forma de eliminar este tipo de manchas es hirviendo agua y vertiéndola sobre la tela estirada en el fregadero.

Quitar manchas de vino tinto secas: también existen varias formas de acabar con este tipo de manchas. En primer lugar, os recomendamos que si la mancha está completamente seca, apliquéis una gran cantidad de espuma de afeitar sobre la mancha de forma que penetre bien. Después solo tendrás que lavar la prenda en la lavadora.

Ya sabéis lo que dicen “al pan, pan; y al vino, vino” por ello, otro método consiste en aplicar vino blanco directamente sobre la mancha de vino tinto y, después, una pasta de bicarbonato de sodio mezclado con agua. Deja actuar la pasta durante unas horas, y remójala de vez en cuando para que no se seque. Finalmente lava la prenda como lo harías normalmente. También puedes utilizar vinagre blanco diluido en agua. Si la prenda es blanca, otra opción consiste en dejar la prenda en remojo con vodka blanco y lavarla después en la lavadora. También podéis sustituir el vodka por leche caliente, ¡será igual de efectivo! En caso de que se trate de una prenda de color mezcla agua fría y un poco de amoniaco y aplícalo cuidadosamente sobre la mancha.

¿Cómo quitar manchas de vino de otros lugares como los manteles?

Si el vino se nos ha derramado sobre el mantel, la mejor opción es utilizar el truco de la sal o el de derramar agua hirviendo. Si, por el contrario, hablamos de eliminar la mancha en una alfombra, lo más útil es hacer una mezcla de agua tibia, detergente y amoniaco y aplicarlo directamente sobre la mancha frotando con una esponja o cepillo. En caso de que el vino se derrame en el suelo y este sea de mármol puede que la mancha haga que se oscurezca. Si te ha ocurrido esto, la solución es muy sencilla: diluye lejía en agua y frota la zona afectada hasta que la mancha desaparezca.

 

Como ves, quitar manchas de vino es una tarea difícil pero no imposible, así que toma nota de estos consejos. Desde Wayook queremos hacerte la vida más fácil con estos sencillos trucos para quitar manchas de vino.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo