Uniformes de trabajo: cuidados y limpieza


Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Tener en buenas condiciones los uniformes de trabajo es muy importante ya que es la imagen de la empresa de cara al público.

Hay oficios en los que los uniformes de trabajo son primordiales para el empleado. Por este motivo es muy importante tenerlos limpios y planchados. Los médicos, los cocineros, los dependientes… deben tener un aspecto impecable ya que su imagen es muy importante para el público, por el contrario si eres mecánico o pintor no tienes que ser tan extremo en el cuidado del aspecto de los uniformes del trabajo.

 

Para tener la ropa en perfecto estado es importante seguir una serie de consejos y aplicarlos a nuestros uniformes de trabajo para tenerlos siempre a punto.

 

1. No utilices el cesto de la ropa sucia común para introducir la ropa de trabajo. No debes mezclar la ropa de la familia con la del trabajo ya que la del trabajo estará sucia pon sustancias específicas que no conviene mezclar con la ropa de diario. Si varias personas de la familia tienen ropa de trabajo similar, pueden mezclarse y lavarlas juntas para aprovechar los lavados. Hay que tener en cuenta que las prendas manchadas no contengan elementos tóxicos que pueden contaminar a las otras.

2. Si los uniformes de trabajo están contaminados por sustancias químicas como puede ser la de un científico, un químico o un enfermero, debemos tener especial cuidado en su manipulación y utilizar guantes. No toda la ropa de trabajo está expuesta al mismo tipo suciedad, un carnicero o un pescadero no está expuesto a la misma suciedad que un maestro o un cajero.

3. Antes de lavar la ropa en la lavadora es recomendable dejarla en remojo. Al estar en remojo la prenda irá reduciendo la suciedad más incrustada y reblandeciendo las manchas. Si la prenda está muy sucia y las manchas son difíciles de eliminar tenemos que añadir al agua un poco de quitamanchas o antes de introducir la prenda en el agua aplicar quitamanchas en seco para ayudar a eliminar la mancha. Los quitamanchas más comunes son de roll- on o de spray y se aplican antes del lavado directamente sobre la mancha. Al lavar los uniformes de trabajo tenemos que hacerlo por separado para no mezclar la suciedad de las prendas del trabajo con las del resto de la familia. Si la lavadora no está llena podemos completarla con trapos o vaqueros.

4. Si los uniformes de trabajo son de color blanco, que es muy frecuente en muchos gremios como en cocineros, profesores, carniceros, médicos, químicos… ya que el blanco trasmite limpieza, higiene, transparencia…, debemos lavarlos con especial constancia ya que las manchas se notan más en la ropa blanca que en las de otro color y cuesta más mantener el blanco nuclear en las prendas.

5. En el lavado no utilices agua caliente, siempre es mejor el agua fría ya que con el agua caliente las manchas se incrustan más. Lo recomendable es primero un lavado con agua fría y después finalizar con un lavado de agua caliente.

6. Evita utilizar lejía en la ropa blanca, al ser un producto tóxico daña la prenda y puede provocar alergias en la piel. Es cierto que la lejía deja la ropa más blanca pero es mejor evitarla y solo hacer uso de ella en manteles, trapos y otros complementos del hogar que no estén en contacto directo con la piel. Si quieres aclarar la ropa blanca utiliza bicarbonato de sodio diluido en agua y deja la prenda en remojo durante unas horas, cuando enjuagues la prenda la notarás un tono más blanco.

 

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo