Vitrocerámica: Trucos y consejos para tenerla como nueva


vitroceramica

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

La vitrocerámica es el sistema de cocción más innovador. Su limpieza es mucho más cómoda que la de los tradicionales fogones. En este post os damos algunos consejos y trucos caseros para limpiar vuestra vitrocerámica de una forma sencilla, rápida y eficaz.

El sistema de uso de la vitrocerámica es muy fácil y su seguridad es mayor con respecto a los fogones tradicionales por eso muchas familias han optado por incorporarla en su cocina. Se caracteriza por tener un vidrio entre la fuente de calor y el utensilio que se va a calentar. La limpieza es mucho más cómoda que los fogones pues no hay que desmontarla pero al estar formada por el elemento vidrio es muy fácil rayarla. Se deben usar ciertos instrumentos específicos para este tipo de cocinas. Para mantener la vitrocerámica en buenas condiciones hay que tener especial cuidado al cocinar para no rayarla con los utensilios de cocina. Debes usar ollas y sartenes de tal manera que sus diámetros coincidan con los anillos para cocinar. Es muy importante no utilizar ollas de barro ya que puede causar daños. Si hay problemas de espacio en la cocina normalmente la vitrocerámica se utiliza como espacio de trabajo por lo que después de esto se debe limpiar muy bien para que no quede ninguna partícula ya que esto evitará que al poner un recipiente encima se ralle. Si la mantenemos limpia día a día conseguiremos conservarla mucho más tiempo en mejores condiciones.     ¿Cómo podemos limpiar la vitrocerámica?   Para que luzca impecable debemos limpiarla cada vez que se utiliza. Antes de comenzar debemos saber cuáles son los utensilios básicos para la limpieza de la vitrocerámica. Los estropajos y rascadores de acero no podemos utilizarlos ya que rayarían el vidrio de las placas de cerámica. En su lugar utilizaremos esponjas suaves, bayetas ecológicas o paños y una rasqueta. La rasqueta es esencial para el lavado y cuidado de la vitrocerámica. Una vez adquiridos los utensilios necesarios puedes optar por diferentes posibilidades para la limpieza de la vitrocerámica.

–          Lo más común es limpiarla con el producto específico para limpiar la vitrocerámica cuando la placa esté fría. Este tipo de productos pueden ser líquidos o cremosos y contienen agentes minerales, disolventes y productos de silicona. Una vez aplicado el producto tiene que permanecer unos minutos para que actúe y retirarlo con una toallita de papel.

–          Otra forma de quitar las manchas adheridas es con limón. Aplica unas gotas de jugo de limón sobre las manchas y déjalo actuar unos segundos. Después frota con un paño limpio o una bayeta, verás cómo desaparecen. Si la mancha es difícil de sacar en vez de utilizar el paño utilizaremos una rasqueta.

–          Un truco muy efectivo para limpiar la vitrocerámica es utilizar vinagre. Disuelve un poco de vinagre en agua, aplícalo y déjalo actuar un rato. Retira el vinagre frotando con un paño limpio sobre toda la vitrocerámica. Verás que las manchas desaparecen y le aporta brillo.

–          El hielo es otro de los trucos más eficaces. En caso de manchas difíciles coge un poco de hielo, y aplícalo sobre la mancha. Déjalo actuar unos minutos y pasa la rasqueta, verás cómo se van las manchas.

Recomendaciones

–          Si por cualquier cosa te cae comida cuando estás cocinando en uno de los fogones o se te quema un recipiente de plástico debes actuar rápido para evitar que la mancha se adhiera por completo. Cubre inmediatamente la mancha con jabón y cuando se enfríe un poco quítala con la rasqueta. Ten cuidado y no te quemes, pues aunque parezca que no quema puede hacerlo.

–          Si mientras cocinas se ha derramado grasa en la vitrocerámica, sácala con el rascador antes de que se seque.

–          Recuerda que los productos de limpieza no pueden entrar en contacto con la superficie de la vitrocerámica cuando la placa está caliente. Si deseas limpiar algo cuando esté caliente debes hacerlo con agua.

–          Ahorra energía cada vez que utilizas la vitrocerámica si la apagas un poco antes de terminar la cocción ya que la placa se mantiene caliente de 5 a 7 minutos aproximadamente.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo