Salvamanteles sencillos y originales: manualidades


Salvamanteles sencillos

Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

En el día de hoy te proponemos 3 maneras diferentes, a la par que originales, para crear tu mismo salvamanteles y posa-vasos a juego, ¡triunfarás con tus invitados!

Salvamanteles de Trapillo

Es un proyecto sencillo y entretenido, una manera muy fácil de adentrarse en el mundo del trapillo. La técnica es bastante sencilla. En primer lugar mencionaremos el material que se necesita para realizar nuestros salvamanteles:
– Rollos de trapillo de 3 colores diferentes escogidos a nuestro gusto (mercería)
– Tijeras
– Hilo y aguja
– Celo
La técnica, como se ha mencionado anteriormente, es muy sencilla. Básicamente consiste en realizar una trenza de 3 cabos (o los que tú quieras) bastante larga y de la misma longitud. Una vez tenemos los cabos les hago un nudo. Para poder hacer con más facilidad nuestra trenza, después de hacerle el nudo podemos pegarla a la mesa con un cacho de celo ya que así, obtendremos una mayor sujeción.
Una vez acabamos nuestra trenza, comenzamos a coserla de dentro hacia afuera en forma de rosca. En función del tamaño de la trenza nos quedarán más grandes o más pequeños nuestros salvamanteles y posa-vasos, como ves muy sencillo!!

Salvamanteles Vinilo
Ahora que está volviendo todo lo anterior, la moda vintage está en pleno auge por eso te proponemos una idea de lo más original. Si tienes por casa vinilos viejos que ya no utilizas, estos pueden ser los salvamanteles perfectos ya que soporta el calor perfectamente. Cuando acabemos de usarlos, podemos colgarlos en la pared de nuestra cocina como elemento decorativo retro, un 2 en 1!!!

Salvamanteles Corchos
Seguramente que muchas veces te has juntado después de algunas cenas con un montón de corchos de botella, pues no los tires!! ya verás que les puedes sacar mucho partido!!

Con este tipo de tapones podemos realizar salvamanteles y posa-vasos reciclando corchos de lo más sencillo. Servirá como un artículo tanto decorativo como funcional. Se necesita:
– Tapones de corcho
– Cinta decorativa
– Pistola de silicona caliente o silicona fría para manualidades
– Tijeras
– Papel de lija
– Cúter

Una vez tengamos todo nuestro material, cortaremos los corchos a la misma medida para tener un buen acabado. Después de cortarlos, lijaremos para allanar la parte cortada y que nos quede más perfecta aún. En una superficie plana, ponemos todos los corchos de pie y haremos un diseño del tamaño y forma que más nos guste. Con la silicona ve pegando los corchos entre sí. Una vez estén los corchos secos, le pondremos la cinta decorativa alrededor a modo de embellecedor con la silicona de nuevo. Hazlo con cuidado para que quede la cinta bien colocada y… ¡¡voilá!! Ya tenemos nuestros salvamanteles listo para usar!!

Recuerda que si quieres aprender más trucos caseros no olvides visitar el resto de post.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo