Planchar: Aprende diferentes trucos y consejos


Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Planchar es una de las tareas más aburridas de la casa y una de las que más nos cuesta llevar a cabo. En Wayook te proponemos una serie de consejos para que no se te haga tan cuesta arriba y puedas dedicar el tiempo a otras actividades más divertidas y enriquecedoras.

Muchas personas dejan que se vaya acumulando la ropa hasta que no les queda más remedio que planchar; otras, directamente, solo planchan las prendas que más lo necesitan como, por ejemplo, las camisas o los pantalones de vestir; y luego están aquellas personas que dejan esta tarea en manos de profesionales. Si estás entre cualquiera de estos grupos de personas, deja de preocuparte y lee los trucos para planchar la ropa que te presentamos hoy en el blog de Wayook.

¿Qué es lo primero que tengo que hacer?

En primer lugar, debes comprobar la etiqueta de las prendas para saber cuáles puedes planchar y cuáles no y separarlas. También resulta muy útil descartar del montón de ropa las toallas y prendas que no se hayan arrugado durante el lavado. Una vez separada la ropa de estas dos formas, verás como el montón de ropa para planchar se ha reducido considerablemente.

Después, resulta muy útil humedecer las prendas antes de plancharlas ya que la humedad hace que las arrugas se quiten de una forma más sencilla, puesto que la humedad ablanda los tejidos. Puedes hacerlo de dos maneras: bien metiendo las prendas en el frigorífico durante diez minutos o bien rociándolas de agua con un pulverizador.

¿Cómo hay que planchar una camisa?

Las prendas más difíciles de planchar suelen ser las camisas; hagamos lo que hagamos siempre queda alguna arruga en estas prendas. No obstante, te aseguramos que se puede acabar con ellas. Para planchar una camisa hay que seguir un orden determinado que hará que tus camisas queden impecables.

  1. Lo primero es el cuello. Pasa la plancha varias veces hasta que quede lo más rígido posible. Recuerda que si el cuello tiene botones deberás desabrocharlos antes de planchar la camisa.
  2. Después del cuello, hay que pasar a la parte de los hombros. Para ello lo más útil es utilizar el extremo delantero de la tabla de planchar.
  3. Si la camisa es de manga larga, el siguiente paso es el planchado de los puños. Primero se planchan por la parte interior y después por la exterior.
  4. Y, a continuación, plancharemos las mangas. Para evitar que quede la raya en ellas deberás plancharla por los dos lados, intentando no marcarla al pasar la plancha. Lo mejor es ponerla en horizontal e ir pasando la plancha por el medio de la manga evitando planchar los bordes. Después, iremos girando la manga y plancharemos las partes que no hayan estado en contacto directo con la plancha.
  5. Lo siguiente es la parte de la pechera de la camisa. Utiliza también la parte delantera de la tabla para poder planchar mejor la prenda. Esta parte es muy importante que esté perfectamente planchada puesto que, junto a la espalda, es donde más se ven las arrugas.
  6. Por último, quedaría la parte de la espalda. Esta es la más sencilla de todas: solo tienes que colocar la camisa boca abajo e ir extendiéndola conforme vayas planchándola.

Un consejo muy útil para quitar las arrugas más difíciles de las camisas es usar un pulverizador con una mezcla de agua y suavizante de la ropa y aplicarlo directamente sobre la arruga. ¡Se te hará más fácil acabar con ellas!

¿Y el resto de las prendas?

Para planchar el resto de las prendas de ropa vamos a sugerirte una serie de consejos que te resultarán muy útiles.

– Antes de empezar a planchar cerciórate de que la base de la plancha está completamente limpia para evitar manchas innecesarias.

– Es recomendable empezar por las prendas más delicadas, como las de seda, ya que la plancha estará menos caliente.

– Plancha la ropa del revés para evitar que los tejidos se dañen al plancharlos. No obstante, los pantalones es recomendable plancharlos tanto por el derecho como por el revés, puesto que el tejido es más fuerte y necesitará más calor.

– En el caso de la ropa de las prendas de lana es recomendable plancharlas con un trapo de por medio para que no se apelmacen.

Estos pequeños trucos te serán de gran utilidad a la hora de planchar y harán que esta tarea del hogar no se te haga tan pesada y puedas disfrutar de tu tiempo libre.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo