APRENDER A ESQUIAR FÁCILMENTE. ¡FUERA MIEDOS!


aprender a esquiar

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

¿Nunca has soñado con aprender a esquiar? Ahora es el momento. Ármate de valor y conviértete en el rey de las pistas esta temporada.

Seguro que alguna vez te has planteado aprender a esquiar. ¿Por qué no subirse a los esquís esta temporada? Aprender a esquiar no es tan difícil como parece, y una vez que le cojas el truco no querrás bajarte de la montaña.

Siempre que se abren las pistas, se llenan de esquiadores uniformados de la cabeza a los pies. Es el momento de unirse a este deporte que vuelve loco a tanta gente. Algo tienen que tener para tener tantos adeptos. Quizás sea el paisaje, la velocidad, la nieve… o un poco de todo. Lo cierto es que cada vez está más de moda y son muchos los que se animan a practicarlo.

Aprender a esquiar no es tan difícil como podría parecer. Seguro que al principio te caerás un montón de veces, pero en muy poco tiempo estarás deslizándote por las pistas como un verdadero profesional.

Todos aquellos que lo practican coinciden en una cosa, la sensación de libertad y el contacto con la naturaleza son un cóctel de emociones que genera adicción. Olvídate de las excusas este invierno, estamos seguros de que nos lo agradecerás.

Aprender a esquiar es fácil ¡Fuera miedos!

A todos nos da miedo hacer el ridículo. Sobretodo cuando se trata de algo que nunca hemos hecho. Pero para llegar a esquiar como un profesional, primero hay que caerse en un par de ocasiones. Si eres capaz de tomártelo con humor, verás como puede ser incluso divertido. ¿A quién no le gusta la nieve?

Pues ya sabes, olvídate de tus miedos y déjate la vergüenza en casa. La práctica hace al maestro, y verás lo gratificante que resulta poder bajar pistas enteras tras unos días.

Sigue nuestros consejos para aprender a esquiar:

Toma clases

Si eres un principiante, o nunca has esquiado antes, es importante que tomes lecciones. En todas las estaciones de esquí encontrarás monitores adaptados a los diferentes niveles, que sabrán explicarte mejor que nadie todos los trucos para aprender a esquiar.

De esta manera tendrás un tutor que te guíe y te ayude a mantener el equilibrio sobre los esquís. Las bases y la técnica son muy importantes para empezar con buen pie, y nunca mejor dicho.

Seguro que aprenderás más rápido y estarás en contacto con gente que está aprendiendo igual que tú.

Conoce el estado de la nieve

Todo buen esquiador sabe lo importante que es conocer el estado de la nieve. En las propias estaciones de esquí te informan, y lo han dividido en cinco tipos de nieve, dependiendo de su calidad: dura, polvo, polvo-dura, primavera y húmeda.

El mejor tipo para los principiantes es la denominada nieve polvo. Te permite tener un buen control, y no dificulta el frenado. Evita si puedes empezar a esquiar cuando se encuentra la nieve húmeda, ya que tiene gran cantidad de agua en la superficie y puede ser peligrosa.

No pases frío

Al final de lo que se trata es de pasárselo lo mejor posible. Por eso, para evitar estar incómodo durante el fin de semana y echarte a perder el viaje, es importante ir bien equipado. Toda la equipación tiene que estar pensada y diseñada para la esquiar. Tienen que ser impermeables, ya que vas a pasarte el día entero en contacto con la nieve.

En todo kit para esquiar hay imprescindibles que no pueden faltarte. Toma nota:

  • Chaqueta de esquí
  • Pantalones impermeables
  • Gorro
  • Gafas contra la ventisca

Si te caes, no te asustes

Es normal que al principio tengamos alguna que otra caída. Es importante mantener la calma y no ponerse nervioso, ya que un ataque de pánico en mitad de la pista puede ser muy peligroso.

Si has perdido los esquís por el camino, existe un pequeño truco que te ayudará a levantarte con mayor facilidad. Tienes que ponerlos en perpendicular a la pendiente, y ayudarte de los bastones para volvértelos a colocar. Estos te servirán de apoyo. Nunca te pongas hacia abajo, ya que empezarás a deslizarte y ponerte de nuevo los esquís se convertirá en una tarea imposible.

Se consciente de tus limitaciones

Es normal que quieras aprender lo más rápido posible. Pero tienes que ser consciente de que las cosas van paso a paso, y los inicios son duros. Que no te agobie ver a la gente deslizándose a toda velocidad a tu alrededor. Tu sigue paso a paso, y verás como poco a poco vas mejorando. Recuerda también que no todas las pistas son iguales. Las verdes y azules están pensadas para principiantes y son el lugar perfecto para aprender. No intentes saltarte pasos, ya que puedes tener una mala experiencia.

Pon atención a la postura

Aunque pueda parecer menos importante, la postura a la hora de esquiar es fundamental. Adoptar una buena postura es fundamental para deslizarse con fluidez. Además, evitará caídas peligrosas. Lo más importante es estar relajado, esto hará que tu cuerpo se acostumbre más rápido y te ayudará a aprender a esquiar.

Las piernas tienen que estar siempre flexionales, y con la inclinación del cuerpo podrás modificar la dirección.

¡Aviso a principiantes! Al final del día acabarás con agujetas en partes del cuerpo que pensabas que no existían, ya que estás ejercitando zonas de tu cuerpo que casi no utilizas durante tu día a día.

Relájate y disfruta

Las estaciones de esquí son uno de los mejores lugares para relajarse y pasárselo bien. Están pensadas para el uso y disfrute de los esquiadores, que llegan agotados de todo el día. Tienen muy buenos restaurantes, y si tienes ánimo después de toda la jornada, también hay discotecas. Olvídate de las caídas con una buena cena y una copa de vino, verás como acaba con todos tus males.

aprender a esquiar es divertido

Cómo has visto aprender a esquiar no es tan difícil como pudiera parecer. Por supuesto, hay que tener paciencia y estar preparado para muchas caídas. Pero verás lo gratificante que va a ser bajar tu primera pista. ¡Imagínate una roja! Es un deporte que engancha. La sensación de libertad de estar en la montaña, rodeado de un paisaje increíble, y sentir el viento helado en la cara mientras bajas a toda velocidad… una experiencia que no te puedes perder.  Si no te atreves a probarlo solo, convence a algún amigo inexperto. Lo vais a pasar genial viéndoos caer el uno al otro, y seguro que va a ser una experiencia que no vais a olvidar.

Aprender a esquiar es super divertido, y es la excusa perfecta para pasar un fin de semana diferente. Como vas a llegar cansado a casa después de un fin de semana tan agotador, seguro que no vas a querer ocuparte de las tareas de la limpieza. Sabemos lo cansado que resulta reservar empresas de limpieza en Madrid, por eso en Wayook queremos facilitarte el proceso. ¡Que nada estropee tu fin de semana!

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo