Consejos para hacer un entrenamiento running


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

Nunca antes había estado tan de moda atarse los cordones de las zapatillas de deporte y lanzarse a  la calle a correr.  Lo que parecía una actividad aburrida, se ha convertido en una revolución del mundo del deporte, pudiendo encontrar en cualquier tienda deportiva secciones completas para llevar a cabo tu entrenamiento running.  Muchos lo definen como una lucha interna, tu cuerpo y tu mente y varios kilómetros por delante de tus pies a recorrer.  Pero, ¿a qué se debe el éxito de este deporte?

En un momento en el que todos somos más conscientes de la importancia de incluir el ejercicio en nuestra rutina, apuntarte a un gimnasio no suele ser siempre la mejor opción. Bien por los precios, por lo horarios de las actividades a las que nos gustaría ir pero no podemos, o simplemente porque perdemos el interés y nos cuesta después de una jornada de trabajo o de clase tener que desplazarnos hasta el gimnasio.  

Todas estas son razones de peso para decantarse por llevar a cabo un entrenamiento running, ya que esta actividad no está sujeta a horarios ni a desplazamientos, ni siquiera depende de un entrenador que puede gustarte más o menos. Depende exclusivamente de ti. Tú marcas los objetivos del entrenamiento, los kilómetros  y  el tiempo dedicado. Quizás sea ésta la opción por la que cada vez más personas se decantan por empezar un entrenamiento running, la posibilidad de realizarlo cuando quieras.

Pero son muchas más las ventajas de las que podremos beneficiarnos corriendo, ya que se trata de uno de los deportes más saludables. Basta con combinarlo con una dieta saludable para que nuestro cuerpo tenga el peso perfecto. Además, cualquier persona puede realizarlo, sin importar la edad, ya que la intensidad de la carrera así como del asfalto  puede adaptarse al nivel del corredor.

 

¿Qué pasos tienes que seguir para convertirte empezar un entrenamiento running?

1. Paciencia y constancia. El comienzo de tu entrenamiento running será lo más difícil, sobre todo si pretendes correr durante un largo periodo de tiempo. Normalmente lo que ocurrirá es que tendrás varias interrupciones. Por lo que, para no tener un entrenamiento frustrado, te proponemos que no te obsesiones con el tiempo. Comienza con unos 10 minutos, sin parar y a tu ritmo. Incluso puedes proponerle a un amigo que te acompañe durante los primeros días. Se trata de disfrutar al mismo tiempo que estamos practicando ejercicio. Poco a poco tu cuerpo se irá adaptando y tu condición física progresará. Al mismo tiempo, podrás ir elevando tanto los kilómetros como las cargas. Pero recuerda, siempre mejor tener objetivos a largo plazo. Para ayudarte a conseguir tus objetivos, puedes utilizar un smartwatch, relojes inteligentes que te permitirán tener un mayor control de los tiempos y la energía consumida.

2. No caigas en la rutina. Otra de las principales causas de abandono de un entrenamiento running suele ser por repetir siempre lo mismo. Si siempre sales a correr por el mismo lugar, quizás llegue un momento en el que te aburras y se convierta en una actividad monótona. Además, cuando sólo nos dedicamos a correr, nuestro cuerpo sufre desequilibrios musculares, incluso sobrecargas que pueden convertirse en lesiones. Lo ideal sería combinar la carrera con otro tipo de actividades para compensar.  Podemos hacer carrera continua de mayor o menor intensidad, pero al mismo tiempo tener en cuenta el trabajo con pesas, subir cuestas, hacer abdominales, etc. Fundamental estirar correctamente cuando terminemos el entrenamiento running para evitar sobrecargas y molestias. Así, recuperaremos la elasticidad de nuestros músculos.

3. Descansa.  Si estás empezando, lo ideal es que no corras más de tres días a la semana. Con el tiempo podrás llegar incluso a cinco, pero nunca más. El descanso es parte del entrenamiento y debemos intercalar los días de descanso entre los días de carrera. Más entrenamiento no quiere decir más rendimiento. El descanso dejará que nuestro cuerpo asimile la actividad y evitaremos lesiones innecesarias.

4. Disfruta. Es lo fundamental. Quizás una de las cosas más atractivas de este deporte sea la variedad de escenarios donde puedes practicarlo, convirtiéndola en una actividad muy divertida y entretenida.  Cuando poco a poco vayas dominando tu propia técnica, experimentarás una armonía plena entre tu cuerpo y tu mente. Significará que has conseguido una coordinación absoluta de ti mismo y el éxito total en tu entrenamiento running.

 

Como consejo, resulta fundamental eligir unas buenas zapatillas, ya que son la parte más importante para practicar este deporte. Intenta que un profesional te aconseje cuáles son las más adecuadas para ti. Deben ser estables y flexibles, y al mismo tiempo no ser demasiado ligeras. También te aconsejamos que te inscribas a una carrera. Es una forma de poner fecha a tus objetivos y comprobar que realmente el entrenamiento tiene resultados.  No te lo tomes como una competición profesional, sino como un logro personal a alcanzar. Por eso, comienza con una carrera de unos 5 kilómetros. La satisfacción que vivirás al cruzar la meta no tiene precio.

Poniendo en práctica todos estos consejos, llegarás a lo más alto con tu entrenamiento running. Sólo debes tener en cuenta que, además de un trabajo físico, es un trabajo de fortaleza mental.  Lo importante es no frustrarse en el comienzo, ya que quizás en los 10 primeros minutos de carrera estaremos sin aliento. Pero, realizándolo con regularidad y constancia, poco a poco iremos disfrutando de cada paso y al mismo tiempo veremos cómo mejoramos nuestra forma física, por lo que tendremos más motivación para no desistir.

Y como sabemos el valor del tiempo para ti, desde Wayook queremos ofrecerte todas las facilidades para que puedas centrarte en tu entrenamiento running y olvidarte al mismo tiempo de las tareas del hogar, ya que podrás reservar cómodamente en menos de 60 segundos al mejor profesional de la limpieza para que tú puedas centrarte en cumplir tus objetivos.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo