Ergonomia en la oficina para mejorar el rendimiento


ergonomia en la oficina

Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

Ergonomia en la oficina, una frase cada vez más escuchada y muy importante a tener en cuenta ya que es primordial tener un buen ambiente de trabajo para rendir y tener buena salud en la oficina y en nuestra vida cotidiana.

 

Para ello es indispensable seguir unos sencillos consejos de ergonomia en la oficina que mejoraran nuestra calidad de vida.

 

– La mesa es primordial para tener una buena ergonomia en la oficina. Tenemos que utilizar una mesa que se adapte a nuestras características físicas, de estatura y complexión. Lo más adecuado es una mesa regulable en inclinación y altura para poder acomodarla a nuestras necesidades. Podemos también utilizar un atril para leer y así completar la ergonomia en la oficina.

– La silla es el otro de los elementos principales para tener una buena ergonomia en la oficina. La silla debe ser regulable para adaptarla a nuestras características. Los pies siempre deben estar apoyados en el suelo y los muslos deben estar a la altura de las rodillas. Si no es así, debemos ayudarnos de un reposapiés, que nos ayude a apoyar los pies en firme. El reposapiés nos debe permitir mover los pies y las piernas. Debemos sentarnos utilizando todo el asiento de la silla y apoyando la espalda completamente en el respaldo. No debemos reclinarnos sobre la mesa, para ello debemos inclinar la mesa o utilizar un atril para así poder mantener la postura correcta en la silla mientras estemos trabajando.

– El atril ergonómico que hemos nombrado anteriormente es un elemento que nos ayudará a cumplir con las principales pautas para mantener la ergonomia en la oficina. Utilizándolo correctamente y buscando la posición correcta ayudaremos a nuestra espalda y cuello a mantener la posición correcta. Asegúrate de que el atril apoya correctamente en la mesa, que su base es firme y no se desliza.

– Iluminación del espacio, debemos disponer de luz general y de luz focal en nuestro espacio de trabajo ya sea luz natural o luz artificial. Para mantener la ergonomia en la oficina con respecto a la luz debemos colocar la mesa a un lado o perpendicular a luz solar ya que esta va directa a los ojos hace trabajar más a nuestras pupilas. Si eres diestro necesitas que la luz entre por tu izquierda y si eres zurdo por tu derecha para que no te des sombra con tu cuerpo.

La temperatura de la habitación es clave para la ergonomia en la oficina. Nunca debe existir corriente de aire, la ventana y la puerta deben estar cerradas para que no se produzcan corrientes. La temperatura tiene que ser continua, no se debe abusar de los aparatos de aire frío y caliente ya que resecan el ambiente y no ayudan a mantener una temperatura media en la habitación. Cuida la ventilación y deja pasar aire fresco cuando no estés trabajando para que se recicle el aire y no haya humedad ya que una mala ventilación puede afectar al funcionamiento de los aparatos electrónicos.

– Levántate de la silla y camina cada dos horas, es muy importante activar las piernas y cambiar de posición el cuerpo. Estar sentado durante muchas horas seguidas afecta a las piernas, la espalda y el cuello negativamente no ayudando a mantener la ergonomia en la oficina. También es aconsejable beber agua o algún líquido refrescante que te hidrate el cuerpo por dentro.

– Coloca correctamente el material y el equipo que vas a utilizar para trabajar. Coloca la pantalla a la altura de los ojos y el teclado y los documentos a la altura de los antebrazos, te puedes ayudar de soportes para la muñeca para descansar los antebrazos y manos. También es aconsejable realizar descansos de la vista cada hora para no formar la visión.

Esperamos que te hayan sido útiles nuestros consejos. También te recomendamos que leas el siguiente post si estás pensando en trabajar desde casa o montar un espacio de oficina en tu hogar.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo