REMEDIOS PARA EL RESFRIADO Y CÓMO PREVENIRLO


Solicita tu servicio doméstico en wayook.es

Cada año vuelve a repetirse la enfermedad más común entre los ciudadanos de los países desarrollados, los resfriados. Llegan con el otoño y el invierno, las lluvias, los cambios de temperatura… y cada vez son más los que buscan los remedios para el resfriado e intentar sobre todo prevenirlos.

Al igual que debemos seguir unas recomendaciones básicas para las alergias primaverales, los resfriados son propios de esta época de frío, y están provocados por un virus que nos ataca el sistema inmunológico penetrándonos en el cuerpo y al que no somos capaces de hacerle frente con el sistema inmunitario de nuestro organismo. Es casi inevitable no padecer durante esta época alguna de estas patologías ya que estamos rodeados del virus y su forma de propagarse es mediante el contacto directo. Para evitar contagiarnos del virus y estar el menor tiempo posible enfermos, podemos poner en práctica los siguientes remedios para el resfriado, que nos ayudarán a evitar que nos transmitan el virus las personas que nos rodean.

 

1. Debemos proteger nuestro sistema inmunitario, fortaleciendo las defensas. Para ello, uno de los mejores remedios para el resfriado es tener una buena alimentación e hidratación. De esta forma evitaremos que aparezca el virus en nuestro cuerpo o por el contrario que otra persona que lo padezca nos pueda contagiar al estar nuestro sistema inmunitario débil.

2. Lavarnos las manos frecuentemente. Los resfriados se contagian por contacto directo. Las manos están siempre expuestas a recibir cualquier virus. Por ello otro de los mejores remedios para el resfriado y para prevenirlo es lavar y frotar las manos frecuentemente con agua y jabón y tras lavarlas secarlas bien. Es un sencillo gesto pero uno de los remedios para el resfriado más eficaz con el que evitaremos el contagio.

3. No debemos tocarnos la cara. En esta parte del cuerpo se encuentran zonas muy sensibles y propensas a recibir la entrada de organismos malos que nos puedan causar el virus. Por este motivo, los niños padecen más frecuentemente este tipo de enfermedades ya que son más propensos a tocarse la cara y a estar en contacto directo con otros niños.

4. Descansa y duerme las horas necesarias para que tu cuerpo este en plenas facultades. De esta forma nuestro sistema inmunológico está protegido y fuerte con nuestro cuerpo relajado y evitaremos que los virus se acerquen.

5. No tenemos que agobiarnos y estresarnos. Cuando estamos padeciendo este tipo de alteraciones en el sistema nervioso de nuestro organismo, el sistema inmunológico se debilita y la producción de interleucinas desciende. Los virus en este tipo de situaciones se hacen fuertes en nuestro cuerpo siendo en este momento las victimas perfectas para que nos ataquen.

6. Cuando estornudemos no debemos hacerlo en las manos. Si lo hacemos debemos lavarlas rápidamente. Lo mejor es estornudar apartados de la gente que nos rodea y al aire libre. Si no es así, lo más conveniente es hacerlo sobre un pañuelo de papel y tirarlo lo antes posible ya que será un foco de microbios potencial que podrá contagiar a cualquier persona que esté en contacto con él.

7. No debes beber ni fumar. Estos hábitos hacen que nuestro sistema inmunológico esté más débil y por este motivo, tenga más posibilidades de ser atacado por el virus. El tabaco agrava los síntomas a través de la inflamación de la garganta y el alcohol deshidrata el cuerpo favoreciendo la aparición de infecciones y haciendo que los remedios para el resfriado sean menos eficaces.

8. No permanezcas en espacios cerrados. En estos lugares el contacto con otras personas es muy cercano y por ello es muy sencillo que se propaguen los virus. Los lugares abarrotados y con poca ventilación como suelen ser cafeterías, hospitales, estaciones de tren… las posibilidades de contagio son mayores y por ello es preferible estar en la calle al aire libre.

9. No confíes en los antibióticos. Siempre hemos creído que son los mejores remedios para el resfriado.Pero los antibióticos acaban con las bacterias y no con los virus, por lo que es contraproducente, ya que no debemos terminar con nuestras bacterias porque son parte de nuestras defensas del sistema inmunológico.

10. Come ajo y yogur. El ajo protege el sistema inmunológico de las infecciones bacterianas gracias a sus componentes. El yogur, ayuda a las bacterias positivas a que creen glóbulos blancos que nos protejan.

11. Toma Zinc para ayudar al organismo a prevenir el constipado. Siempre tómalo con precaución ya que puede tener efectos secundarios.

Si llevas a cabo estos remedios para el resfriado en tus rutinas diarias, evitarás en gran parte contagiarte del virus de la gripe.

 

Además, te traemos una lista con los mitos más comunes sobre los remedios para el resfriado y otras curiosidades:
  • Los resfriados vienen del frío. No es cierto, el resfriado se transmite por un virus que nace en un sistema inmunitario débil.
  • La vacuna de la gripe no es uno de los mejores . Solo protege de la gripe.
  • Los antibióticos como hemos dicho antes no protegen de los resfriados.
  • Uno de los mejores remedios para el resfriado no es sudar.
  • Sorber por la nariz es mejor que sonarse, es cierto. Los virus cuando te suenas se adhieren a los senos paranasales.
  • El estrés sí pone enfermo. El sistema inmunitario en estos estados está más débil y por ello está más propenso a contagiarse de virus.
  • No estornudarse en la mano, los gérmenes de los virus se quedan en las manos y es más fácil contagiar la enfermedad.
  • Los besos no son aconsejables, la boca es una de las principales entradas y salidas de los virus.
  • Hacer deporte es perjudicial cuando estás resfriado. El cuerpo en este estado lo que necesita es reposo, dormir y descansar.

 

Sigue todos estos consejos tanto para prevenir el resfriado como para combatirlo. Y recuerda que, tanto para poder disfrutar de tu tiempo libre, como en estas ocasiones en las que no puedes hacerte cargo de la limpieza de tu hogar, puedes confiar en los profesionales de Wayook para que se encarguen de tus tareas domésticas, incluso pudiendo reservar las horas exactas que necesites, preocupándote así sólo por tu bienestar y recuperación.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo