CUIDAR LA ROPA: CONSEJOS PARA MANTENERLA BIEN


tender ropa

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Cuidar la ropa es una actividad que todo el mundo debería realizar en su día a día. Si lo hacemos bien, podremos alargar la vida útil de todas nuestras prendas.

A la hora de vestir, la impresión cuenta, especialmente dependiendo de la ocasión para la que sea. Para que tu ropa no suponga un desembolso económico excesivo, debes saber cuidar la ropa para que puedas utilizarla y combinarla con otras prendas durante más tiempo. No sólo hablamos de una cuestión estética a la hora de cuidar la ropa, sino económica.

Si no te preocupas por cuidar la ropa, lucirá vieja y muy usada. De esta forma, estará transmitiendo que eres una persona despreocupada. Existen muchos trucos y consejos que puedes llevar a cabo si estás interesado en cuidar la ropa.

Te contamos a continuación todo lo que debes saber para cuidar la ropa y poder utilizarla durante más tiempo:

perchas

1. Cuidar la ropa: cuélgala. Después de haber usado una prenda, debes colgarla. No la debes arrugada en la cama o en una silla, y mucho menos no la dejes en el suelo donde, además de arrugarse, terminaría ensuciándose más que en ningún otro lugar. Si por el contrario, no tienes pensado usarla, métela en el cesto de la ropa sucia.

2. Cuidar la ropa: lávala. Como decíamos, si no vas a usar una prenda determinada, puedes meterla en el cesto de la ropa sucia, pero no esperes mucho a poner tu colada, ya que mientras más tiempo pase, más tiempo estará la prenda en contacto con otras prendas sucias y arrugada, por lo que repercutiría directamente en la conservación de la prenda.

3. Cuidar la ropa: ojo con las manchas. Independientemente de la mancha que sea (si te ha salpicado el aceite al freír o si te has llenado de la salsa de tomate de los macarrones) limpia la mancha inmediatamente según las indicaciones de lavado y secado que marque la etiqueta de la prenda.

4. Cuidar la ropa: prevenir las manchas. Para evitar el paso anterior, siempre es recomendable que a la hora de comer utilices una servilleta entre la comida y tu ropa. Si estás comiendo en casa, no tienes excusa para no hacerlo, y si por el contrario te encuentras comiendo en casa de unos amigos o en un restaurante, de igual forma puedes colocar la servilleta de trapo en tus piernas para evitar que posibles trozos de comida manchen tu ropa. Si a pesar de esto la mancha ha traspasado la servilleta, sumerge la prenda de ropa en agua helada durante unos minutos para después frotar a mano con ayuda de un cepillo y un quitamanchas.

5. Cuidar la ropa: claves básicas para el lavado. No toda la ropa que tienes en tu armario tiene las mismas características. La ropa interior, por ejemplo, no requiere los mismos cuidados que una chaqueta, por lo que deberás lavar tu ropa en función de la prenda que estés tratando. Principalmente, debes separar la ropa blanca de la ropa de color, sino podrías encontrarte con que unos calcetines rojos mancharon esa preciosa camisa blanca. No uses cloro en tu lavadora. Siempre puedes añadir un poco de bicarbonato de sodio en lugar de productos con cloro y conseguirás cuidar la ropa.

6. Cuidar la ropa: cuidado con la secadora. A la hora de tener que secar tu ropa, siempre es más recomendable tender la ropa al aire libre ya que así la ropa no se desteñirá con los efectos del sol, pero sí podría ir perdiendo color si usa muchos la secadora. Además, tanto el aire libre como el sol actúan como desinfectante natural y estarás a la vez contribuyendo con el medio ambiente ya que no consumirás energía eléctrica para el secado de todas tus prendas de ropa, al mismo tiempo que supone un gasto económico para tu bolsillo. Para tender la ropa existen multitud de tendederos para todo tipo de espacios, tanto para interior como para exterior. Te recomendamos que visites nuestra sección de tendederos y elijas el que mas se ajusta a tu espacio.

Tendedero leifheit

7. Cuidar la ropa: una vez seca. Plancha todas aquellas prendas que lo necesiten y dóblalas correctamente. Guarda en cajones las camisetas, pantalones y demás prendas que no se vayan a arrugar, y cuelgas aquellas otras prendas más delicadas como las camisas, chaquetas o vestidos. Recuerda dejar entre las prendas el suficiente espacio para que respiren y no se vuelvan a arrugar. Un truco al doblar tu ropa, si no quieres que se queden las marcas, es hacerlas un rollo. Aunque pueda parecer raro, ¡funciona!

8. Cuidar la ropa: limpieza de armarios. No sólo debemos centrarnos en las prendas de ropa en sí a la hora de cuidar la ropa. Los lugares de almacenamiento también deben estar impecables para no ensuciar nuestras prendas. Es recomendable hacer de vez en cuando una limpieza de armarios a fondo. Puedes aprovechar el momento del cambio de ropa de temporada en el que tus armarios se quedarán vacíos para lavar y aclarar todas las superficies. De igual forma, coloca antipolillas en los cajones y entre las perchas con prendas de ropa.

9. Cuidar la ropa: alternarla. Evidentemente, mientras más uses una misma prenda, más estarás propiciando su deterioro. A veces repetimos mucho la misma ropa casi sin darnos cuenta. Una previa planificación de la ropa que te vas a poner durante la semana hará que uses más prendas de las que normalmente usas.

10. Cuidar la ropa: y en cuenta a la ropa interior… Lo más recomendable es separar toda la ropa interior por cajones (los calcetines, las medias, los panties, las bragas o calzoncillos, los sujetadores…) Tendemos a guardar toda la ropa interior en un mismo lugar, pero dedicando un espacio a cada una de estas prendas también estaremos contribuyendo a alargar su utilidad.

Con estos sencillos consejos y trucos para cuidar la ropa, podrás conseguir que te veas estupendamente todos los días, sin importar hace cuánto tiempo te compraste esa chaqueta básica o esos vaqueros que siempre tienes de fondo de armario y que de tantos apuros te saca.

Si a pesar de poner en práctica todos estos trucos se te resiste el momento de encender la plancha, no debes preocuparte. Gracias a Wayook podrás encontrar a los mejores profesiones de servicio doméstico tanto en Madrid o Barcelona, como en el resto de España. Tener tu ropa en buenas condiciones es posible gracias a la combinación de estos trucos y a Wayook.

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo