Organizar armarios: ropa de temporada


armario leifheit

Reserva tu limpieza en wayook.es
9,90€/hora

Tras el paso de las estaciones toca organizar armarios, ya que de una estación a otra pasa de estar repleto de tejidos vaporosos y de colores, a tejidos gruesos de tonos apagados. Cada temporada llevamos a cabo un completo proceso para guardar la ropa.

Esto significa que con el cambio de la temporada cambiamos nuestra ropa, calzado y complementos. Por este motivo, tenemos que organizar armarios, empaquetar y guardar la ropa hasta el próximo año para dejar paso a la ropa de la nueva temporada. Lo perfecto sería tener un amplio armario o vestidor para no tener que organizar armarios siempre que cambiemos de temporada. Como esta posibilidad es muy complicada, tenemos que buscar sitio en nuestra casa para para poder guardar la que no utilizamos.

Normalmente, a la hora de organizar armarios podemos ponerle mucha imaginación. Se utilizan altillos, armarios de uso no habitual, canapés, trasteros o habitaciones de plancha. La temporada de invierno suele ser más compleja de empaquetar y guardar ya que las prendas son más voluminosas y ocupan más espacio.

 organizar armarios

 

Por este motivo, hay que seguir algunos consejos muy sencillos que resultaran de gran ayuda en el momento de llevar a cabo la embarazosa tarea de organizar armarios y empaquetar la ropa de temporada:

1. Lo primero que tenemos que hacer antes de guardar la ropa es decidir si realmente la utilizamos y nos merece la pena guardarla. Las modas van cambiando de temporada a temporada y con el uso la ropa se va deteriorando. Por este motivo tenemos que tener claro qué ropa está en buenas condiciones para utilizar el año que viene. Las prendas que no vayamos a utilizar, podemos donarlas a asociaciones o depositarlas en contenedores específicos de recogida de ropa para que se le pueda dar un nuevo uso.

2. Un buen consejo a la hora de organizar armarios es decidir qué ropa vamos a conservar para el próximo año, y lavarla. Es muy importante lavarla sin lejía ni suavizante, solo utilizando un poco de detergente sin aromas. De esta forma evitaremos malos olores en la ropa cuando decidamos de nuevo hacer uso de ella ya que los detergentes orgánicos o biodegradables dejan olores desagradables en las prendas cuando están guardadas durante mucho tiempo. Lo recomendable es lavar toda la ropa antes de guardarla para evitar olores y posibles manchas que puedan tener y que a simple vista no hayamos percibido. Hay que tener especial cuidado con las prendas de ropa blanca y de tejidos vaporosos, ya que son más delicadas y con el tiempo amarillean y se pueden estropear.

3.  No planches la ropa que vayas a guardar, además de no servir para nada porque volverá a arrugarse, la plancha amarillea los tejidos y lo ideal después de planchar es airear la ropa y en este caso no se podría, ya que lo que queremos es empaquetarla y guardarla.

4. El próximo paso es el más importante, el embalaje. Lo primero que debemos hacer es agrupar las prendas que queramos guardar. Las organizaremos por grupos: las chaquetas y abrigos, los zapatos, los bolsos, los vestidos, las camisas y blusas, los pantalones, los calcetines y medias, las faldas y los complementos, etc. Es muy importante decidir cuál va a ser el embalaje que vamos a utilizar para guardar la ropa. Existen diferentes tipos de embalajes, las bolsas de tela, las bolsas de plástico, las cajas de cartón, las cajas de PVC… las más recomendables son las bolsas de tela o bolsas de traje opacas ya que la tela no deja ver lo que hay dentro y protegen estupendamente las prendas de su interior al estar cerradas totalmente con una cremallera o velcro. Estas bolsas debes marcarlas con etiquetas para saber que contienen cada una de ellas.

5. Es muy importante que las prendas se cuelguen en perchas de madera resistentes, que mantengan la ropa recta. También se debe abotonar y cerrar las cremalleras para que no pierdan su forma.

6. A la hora de organizar armarios, también debemos tener en cuenta los zapatos. Lo ideal es mantener sus cajas originales, si no las conservamos tendremos que guardarlos en cajas de cartón o de plástico con pequeños orificios para que transpiren. Este tipo de cajas son muy adecuadas para almacenar en zonas húmedas. Los zapatos siempre tenemos que guardarlos con sus hormas para que no se deformen y estropeen. Si no tenemos hormas, podemos utilizar papel de periódico en la puntera.

leifheit armario

7. Los bolsos, si son de tela, debemos lavarlos en la lavadora en un programa de ropa delicada, para guardarlos limpios, si son de plástico, limpiarlos con una bayeta húmeda y si son de piel, los nutriremos con crema incolora. Lo ideal es rellenarlos con papel de periódico para que no pierdan su forma si son rígidos, si por el contrario son blandos podemos meterlos unos dentro de otros y así ahorrar espacio.

8. Con los calcetines y medias, lo más adecuado es separar los calcetines de las medias y leotardos, y meterlos en bolsitas de telas doblados y clasificados por colores. De esta forma será más sencillo localizarlos y ocuparán menos espacio, por lo que nos facilitará el trabajo de organizar armarios.

9. Aunque parezcan que no ocupan mucho espacio, cuando queremos organizar armarios también debemos tener en cuenta los complementos, porque muy a pesar de lo que pueda parecer, sí que ocupan mucho espacio debido a su forma irregular y difícil de apilar. Suelen ser el quebradero de cabeza a la hora de guardarlos y buscarles un sitio adecuado. Como hemos dicho anteriormente, lo primero es lavarlos y separarlos por tipo.  Lo más cómodo es guardarlos en cajas y etiquetar las cajas para poder tenerlos a mano cuando vayamos a hacer uso de ellos. La mejor opción para almacenar los complementos son las cajas de cartón o tela que favorecen la transpiración y podemos colocarlas en cualquier rincón que haya un hueco. También para esto podemos utilizar armarios portátiles como el armario ropero de tela de Leifheit. Este armario es muy estable y duradero y lo mejor de todo es que cuenta con 16 bolsillos exteriores que ofrecen espacio adicional para calcetines, pañuelos, cinturones o accesorios.

armarios leifheit

 

10. Como idea innovadora para organizar armarios, podemos utilizar el embalaje al vacío, que nos aporta grandes ventajas en el empaquetado. Al utilizar esta técnica las prendas ocupan menos espacio y son fáciles de almacenar ya que están en bloque y protegidas por el embalaje. Esta técnica se lleva a cabo con unas bolsas de plástico especiales a las cuales se les quita en aire con un aspirador especial.

11. Tras el complejo paso de embalar todas las prendas, tenemos que colocar y guardar en algún lugar de nuestra casa todas las bolsas y cajas que hemos preparado anteriormente. Lo ideal es colocarlas en lugares que no haya humedad, que transpiren y no entre mucha suciedad y polvo. Además de esto es muy recomendable acompañar el lugar con algún anti-polillas y saquitos perfumados. Ya que nos hemos centrado en organizar armarios, éste podría ser el lugar más idóneo.

 

Si sigues estas indicaciones, conseguirás organizar armarios y mantener en buen estado toda tu ropa para la próxima temporada. Al mismo tiempo, puedes reservar con Wayook a un profesional de servicio doméstico en Madrid para ocupar tu tiempo en otras tareas. Tu tiempo es oro, ¡disfrútalo!

Comprueba tu disponibilidad  

Comparte este post

No hay comentarios

Añade el tuyo